Tratamiento y prevención de las infecciones de orina recurrentes

/COMUNICAE/

El Dr. Alejandro González, jefe del Servicio de Urología de Policlínica Gipuzkoa, explora las causas, síntomas y soluciones para combatir las infecciones de orina de repetición

Las infecciones urinarias son una gran una preocupación, especialmente para las mujeres. Pero, ¿por qué se producen y cómo se pueden prevenir? El Dr. Alejandro González, jefe del Servicio de Urología de Policlínica Gipuzkoa, ofrece una visión esclarecedora sobre este tema y presenta alternativas para su tratamiento e inmunización.

El Dr. González asegura que tener una infección de orina aislada es «muy común» en las mujeres. «Se trata de una bacteria que entra por la uretra y llega hasta la vejiga, ahí es donde nos empieza a atacar». Sin embargo, cuando estas infecciones se vuelven recurrentes, manifestándose tres o más veces en un año o dos veces en un período de seis meses, se convierten en un problema serio para la salud. «Ahí ya hablamos de infecciones de orina de repetición», subraya el especialista.

Aspectos anatómicos, como la menor longitud de la uretra y los cambios hormonales asociados con la menopausia, también influyen en que este tipo de infecciones se produzcan más en el sexo femenino.

En cuanto a los síntomas, el Dr. González destaca que «la infección de orina habitualmente genera escozor al orinar, mear muchas más veces de lo común y la sensación de tenesmo, que es cuando tenemos esa sensación de un vaciado incompleto después de orinar». Asimismo, el urólogo de Policlínica Gipuzkoa advierte que es crucial obtener una muestra de orina antes de comenzar cualquier tratamiento antibiótico para identificar la bacteria causante y garantizar un tratamiento eficaz.

Además de la toma de antibióticos para abordar estas infecciones recurrentes, el Dr. González recomienda opciones terapéuticas como «el arándano rojo americano, los probióticos urinarios, algunos tipos de lactobacillus, y la D Manosa, que es una sustancia que tenemos en la superficie de la vejiga que actúa como barrera defensiva», explica.

Prevenir, mejor que curar
La autovacuna bacteriana destaca como un tratamiento de inmunidad eficaz para aquellos pacientes con infecciones recurrentes causadas por una bacteria predominante. «Para realizar este tratamiento es indispensable observar las muestras de orina que aporta la paciente. Si tenemos una bacteria que está detrás de todas o casi todas las infecciones, se podrá hacer la autovacuna», asegura.

«La autovacuna bacteriana se toma mediante un spray que se pulveriza debajo de la lengua. Esta solución líquida se hace mediante la bacteria atenuada o mediante pequeños fragmentos de la misma, lo que producirá inmunidad frente a la bacteria», explica el urólogo de Policlínica Gipuzkoa.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico