Total Renting señala que el servicio de renting es más barato que la compra de coches de segunda mano

/COMUNICAE/

Distintos factores favorecen la opción del renting frente a la adquisición de vehículos de segunda mano

La crisis de microchips que existe este 2022, la escasa fabricación de coches y la gran inflación que se está sufriendo influye mucho en la toma de decisión a la hora de comprar un coche. Son muchos los conductores que piensan que un coche de segunda mano es la mejor opción para ahorrar, pero ¿esto realmente es cierto? Según los datos, un coche de segunda mano termina saliendo mucho más caro que un coche de renting.

Los coches de segunda mano van a bajar de precio al finalizar la crisis
Muchas empresas de coches de segunda mano y de ocasión han aprovechado la crisis para subir, en un altísimo porcentaje, el precio de los coches de segunda mano influyendo de forma negativa en los bolsillos de los usuarios.

Los coches de segunda mano están pensados para que las personas con rentas más bajas puedan acceder a coches de mejor gama a precios menores, pero, actualmente, no es difícil encontrar un Toyota híbrido con 150.000km por 14.000€.

A estos 14.000€ hay que sumarle todos los gastos de reparaciones, mantenimientos, cambios de neumáticos, seguro a todo riesgo o a terceros, revisiones, ITV, asistencia en carretera, impuestos y muchos otros gastos más. Algunas reparaciones son tan costosas que no todos los conductores pueden asumir ese gasto.

Otro inconveniente de los coches de segunda es que la vida de estos es mucho más corta y existe el riesgo de que se estropee pocos años después de comprarlo, lo que supone la obligación de comprar otro debido a los altos costes que suponen ciertas reparaciones.

En cuanto la crisis finalice y las fábricas comiencen a producir con normalidad, comenzará la venta habitual de los coches y las casas de coches de segunda mano se verán obligadas a bajar todos sus precios.

¿Por qué es mejor elegir un coche de renting y no uno de segunda mano?
Continuando con el ejemplo del Toyota híbrido, con el renting únicamente habrá que pagar una cuota de 274€+IVA al mes con todos los gastos de reparaciones, mantenimientos, asistencia en carretera, seguro a todo riesgo, cambio de neumáticos, impuestos y muchos otros servicios incluidos dentro de las cuotas mensuales.

Haciendo la suma el coste de este coche a 3 años, su inversión total sería de 9.864€ con TODOS LOS GASTOS INCLUIDOS y, además, disfrutando de un coche totalmente nuevo sabiendo que no ha sido utilizado por nadie más.

¿Qué ventaja tiene contratar un renting? Una vez finalizado el contrato, es posible adquirir el coche en propiedad y, una vez pasados estos 3 años la crisis habrá finalizado, el precio será mucho menor. Además, ofrece la tranquilidad de que sabes que el coche solo ha sido utilizado por el propio conductor. En caso de que querer disfrutar de otro vehículo totalmente nuevo, se puede realizar el cambio del vehículo sin ningún tipo de coste extra.

Con el renting no pagarás de más por el coche
El renting ofrece la posibilidad de poder contratar los kilómetros y los años que sean necesarios.

Las cuotas de renting varían en función de la cantidad de kilómetros contratados. Si al finalizar el contrato sobran kilómetros, se devolverá la cantidad restante. En caso contrario, únicamente habrá que abonar la parte proporcional de kilometraje superado. No se paga ni de más ni de menos, solo por lo que se utiliza.

Ahora, conociendo la verdadera situación que existe en el mercado actual, contactar con el equipo de expertos de Total Renting es una de las mejores soluciones para encontrar el coche que mejor se ajusta a las necesidades familiares y/o laborales y capacidades económicas particulares.

Disponen de un catálogo online exclusivo para particulares, empresas y autónomos, además de las mejores ofertas del mercado.

Si se necesita un coche lo más rápido posible, Total Renting dispone de una amplia gama de vehículos con entrega rápida, pedir información*

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico