Servicios técnicos de Aire acondicionado en Madrid de confianza

¿Qué hacer cuando se estropea el aparato de aire acondicionado en Madrid? Pues, sencillamente, llevarlo a ST Reparación de aire acondicionado, donde recibirá una minuciosa reparación, de manos de un amplio equipo de expertos.

Una isla de calor

Normalmente, suele describirse el clima de Madrid como mediterráneo continentalizado, diferenciándolo del clima mediterráneo típico (que tiene lugar en zonas más cercanas a dicho mar), por tener una mayor amplitud térmica anual. Así pues, mientras que el es más frío de invierno del año (honor termal que, frecuentemente, recae en enero), suelen registrarse temperaturas medias que se sitúan alrededor de los 3-6 °C, soliendo posicionarse las mínimas en torno a los 0º, con gran presencia de heladas e, incluso, de nevadas ocasionales (generalmente, entre uno y cinco días de nieve al año); los veranos, en cambio, son muy calurosos, siendo los meses más cálidos son julio y agosto, con ligera superioridad de julio, mes en el que las medias acostumbran sobrepasar los 25 °C, con temperaturas máximas medias de entre 32 y 33,5 °C . De hecho, no resulta extraño, en algunos momentos de un día de verano, llegar a alcanzar los 40 °C .

A las propias condiciones naturales del lugar, hay que sumar su condición de isla de calor, es decir, una situación urbana que se define por la acumulación de una agobiante sensación térmica, causada por la inmensa mole de hormigón y demás materiales absorbentes de calor, que impiden una adecuada disipación del calor durante las horas nocturnas. Se ha podido observar que la intensidad de este fenómeno aumenta si la ciudad es más grande, por lo que en un núcleo urbano del tamaño de la villa de Madrid, 604,45 kilómetros cuadrados y más de 3 millones de habitantes (la tercera ciudad más poblada de la Unión Europea y una de las cuatro áreas metropolitanas con mayor población de esta comunidad política), se produce de un modo muy acentuado.

¿Qué problemas pueden estropear un aparato de aire acondicionado?

  • Estos pueden ser muy variados. Uno muy común, y ciertamente muy preocupante, es una mala instalación de la unidad interior, que puede producirse por situar esta más allá del alcance del control remoto (que suele ser un ángulo de 15 grados alrededor del receptor), colocar unas estructuras incapaces de aguantar el peso de la unidad (este desnivel puede originar pérdidas de agua por desbordamiento de la bandeja.) o, simplemente, ubicarla en lugares con una humedad o temperatura demasiado altas (lo que producirá condensaciones de vapor en la reja de descarga y, de forma eventual, algún goteo). Lo mismo puede decirse de la unidad exterior si, por ejemplo, , se ha colocado en lugares con mucho viento (lo que llevará a una radiación de calor insuficiente y, por tanto, un enfriamiento insatisfactorio) o se ha ubicado en lugares reducidos que impiden la irradiación de temperaturas (en estos casos, el protector térmico o klixon actúa, deteniendo el compresor, debiendo esperar a que la unidad se enfríe lo suficiente, para que vuelva a arrancar) p situar varias unidades juntas (lo que conduce a la recirculación del aire y la pérdida de potencia).

Pero no estos los únicos problemas que pueden producirse en relación al aire acondicionado. También pueden encontrarse otros, como una línea de desagüe inadecuada,  bien por un aislamiento térmico insuficiente (lo que produce condensaciones de humedad ambiental en su superficie exterior y goteos de agua), introducción de su extremos final en un recipiente (lo que  conduce a que, cuando la boca del tubo esté por debajo del nivel del agua, el agua de condensación no pueda fluir y retorne a la bandeja, donde acabará rebosando), utilización de un tubo flexible en vez de uno rígido (lo que puede producir la formación de bolsas de agua) o aparecer un sifón (por lo que al agua no conseguirá evacuarse del modo debido).

Otro inconveniente que reviste gran importancia es la mala calidad de las conexiones eléctricas, ya sea por escoger un excesivo trozo de hilo (pues la grapa o prensa de cables no puede sujetar adecuadamente el cable eléctrico, por lo que cualquier estirón, puede anular la conexión), una imposible introducción de los cables en la regleta (lo que puede dar lugar a que salten chispas, requemando la regleta de conexiones y produciendo riesgo de incendio) o un cableado de tamaño erróneo (bien por defecto, bien por exceso, lo que puede producir problemas de alimentación o, incluso, calentamiento en la línea e incendios).

De ahí la importancia de acudir a servicios profesionales, como STEM Técnicos de Aire acondicionado, donde el tipo de aire acondicionado no será un problema, pues arreglan tanto domésticos (Split de pared o de ventana, de ventana, portátil o central), como comerciales (Split de pared o de techo, centrales o roof-top).