Seis consejos para sacar el mejor partido al vehículo eléctrico durante las vacaciones

/COMUNICAE/

Conocer a fondo el funcionamiento de este tipo de automóviles es muy importante para optimizar la vida de las baterías al realizar trayectos de largo recorrido, según Northgate

Con el mes de agosto a la vuelta de la esquina y con las vacaciones de muchos españoles a punto de comenzar, realizar el desplazamiento de la mejor manera al destino de descanso es algo básico en la planificación de cualquier trayecto. Si esto es importante con cualquier medio de transporte, cobra aún más importancia si se trata de un vehículo eléctrico debido a sus particularidades y características.

Debido a que este tipo de automóviles están ganando cada vez más adeptos en España, ya que en 2021 la matriculación aumentó un 42% según AEDIVE y en el primer semestre de 2022 los eléctricos de renting han incrementado en 17,35% en comparación con junio del año pasado, sacarles el mejor partido es fundamental para viajar con ellos con todas las garantías posibles.

Por ello, Northgate Renting Flexible, líder en el ámbito de la movilidad y pionero en la prestación de servicios de renting flexible, incluido de vehículos eléctricos, ofrece una serie de recomendaciones para que los conductores puedan conducirlos de la manera más eficiente posible de cara a los desplazamientos vacacionales característicos del mes de agosto.

Climatizar el coche antes de iniciar la marcha
Mientras se realiza la carga completa del automóvil, es recomendable ir climatizando el interior para que la temperatura sea la adecuada cuando se inicie el viaje y así no consumir energía extra nada más comenzar la ruta. De este modo, el conductor y los pasajeros ya pueden dar el pistoletazo de salida al trayecto con la temperatura ideal.

Realizar frenadas regenerativas
Una de las ventajas de los coches eléctricos es que pueden recuperar parcialmente la energía al realizar una conducción inteligente. Al frenar o dejar de acelerar, logran aumentar pequeñas cantidades de energía al conseguir que el movimiento se transforme en energía nueva para el vehículo. Esto supone alargar de manera eficiente el consumo y duración de la batería, lo que supone retrasar mínimamente la necesidad de realizar una carga completa.

Conducir en modo ECO
Si este modo de conducción es interesante aplicarlo en vehículos de combustión, lo es aún más en los eléctricos. Aunque se pueda pensar que el modo ECO es mejor usarlo en zonas urbanas, también puede ofrecer muy buen rendimiento en desplazamientos largos. Al aplicar esta opción, el sistema adapta la respuesta al acelerador y la potencia entregada por el motor, lo que repercute en un ahorro de energía que los usuarios notarán tanto en la autonomía del vehículo, los tiempos de recarga y, por ende, en el gasto.

Usar con inteligencia el acelerador
Una de las características de los vehículos eléctricos es que pueden aportar todo su potencial de aceleración de golpe, a diferencia de los de combustión, lo que afecta directamente al consumo de las baterías. Por ello, es muy importante acelerar suavemente al arrancar en un semáforo, un ceda el paso o un Stop, por ejemplo, para cuidar al máximo la carga del coche.

Al conducir en trayectos largos por autovías o carreteras secundarias, también hay que vigilar la velocidad ya que cuanto mayor sea, mayor será el consumo igualmente. No hay que olvidar tampoco que no es lo mismo realizar un recorrido llano o cuesta abajo que con pendientes o subidas, ya que en este último caso el esfuerzo que tiene que realizar el vehículo eléctrico es mayor y, en consecuencia, habrá un aumento del consumo de la batería.

Usar aplicaciones para tener la máxima información del vehículo
Si lo que los conductores buscan es sacar el mayor rendimiento al coche eléctrico, lo pueden hacer con su teléfono inteligente. Mediante aplicaciones específicas, que cualquier usuario puede descargar en sus dispositivos, se puede monitorizar mucha información del vehículo eléctrico. De este modo se puede optimizar al máximo el uso y consumo del automóvil.

Por ejemplo, conocer las estaciones de recarga más cercanas, saber el nivel de carga de las baterías, iniciar la climatización el coche antes de arrancar o pagar por la propia recarga del coche son algunas de las ventajas que ofrecen estas apps y que no solo ayudan a planificar con antelación, sino a llevar una gestión mucho más eficiente y controlada de todo lo que tiene que ver con el vehículo.

Planificar la ruta con antelación
Por supuesto, no solo hay que conocer el punto de salida y de llegada, sino todo el recorrido y el tipo de trayecto a llevar a cabo cuando se trata de un coche eléctrico. El motivo principal es saber los puntos de recarga que haya en el camino en el caso de necesitar cargar la batería. En España cada vez hay más estaciones para poder cargar la batería al 100% y se espera que en 2023 haya más de 100.000 por todo el país, así como en Northgate, quien espera establecer puntos de recarga en sus 27 delegaciones a lo largo del próximo año.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico