Rehabilitación de tuberías sin obra: una solución eficaz y rápida

Las tuberías de saneamiento son esenciales para el funcionamiento de cualquier ciudad o comunidad, entre los procedimientos más avanzados se encuentran los trabajos sin obras que realiza Pocería sin Zanja. Sin embargo, estas redes están expuestas a desgastes que pueden provocar roturas, fugas, entre otras averías. 

En el pasado, la única solución para reparar estas redes era realizar obras de excavación, lo que conllevaba un elevado coste económico y medioambiental. Sin embargo, en los últimos años se han desarrollado nuevas técnicas de rehabilitación de tuberías; todo esto sin necesidad de obra y que ofrecen una serie de ventajas importantes.

La rehabilitación de tuberías en esta era moderna

En el pasado, la única solución para rehabilitar tuberías era realizar obras de excavación. Estas obras suponían un elevado coste económico y medioambiental, así como molestias para los ciudadanos.

La pocería sin obras consiste en la rehabilitación de tuberías de saneamiento sin necesidad de realizar zanjas que posteriormente haya que subsanar, generando más gastos y, además, alargando el tiempo necesario para realizar la reparación. De esta forma, gracias a los últimos avances tecnológicos, los profesionales de la pocería pueden ofrecer a sus clientes las mejores soluciones sin necesidad de generar un gran trastorno debido a las obras y llevando a cabo una reparación efectiva.

En Pocería sin Zanja se encargan de realizar este proceso mediante la rehabilitación con manga. Este método se lleva a cabo introduciendo en la tubería dañada una manga de fibra de vidrio que permite reparar la tubería en tiempo record. De esta manera, se crea una nueva tubería dentro de la que está deteriorada sin generar ningún tipo de molestia y reduciendo al máximo el tiempo de ejecución.

Ventajas de la rehabilitación de tuberías sin obra

La rehabilitación de tuberías sin obra ofrece una serie de ventajas importantes, entre las que se encuentran:

  • Reduce el coste económico: la rehabilitación sin obra es una solución más económica que las obras de excavación.
  • Reduce el impacto medioambiental: la rehabilitación sin obra evita la necesidad de excavar, lo que reduce el impacto medioambiental.
  • Reduce el tiempo de ejecución: la rehabilitación sin obra es una solución más rápida que las obras de excavación.
  • Reduce las molestias: la rehabilitación sin obra evita las molestias asociadas a las obras de excavación.

La rehabilitación de tuberías sin necesidad de obra es una solución cada vez más demandada por las empresas y las administraciones públicas. El servicio que Pocería sin Zanja ofrece a sus clientes es una solución para rehabilitar sus redes de saneamiento y agua potable sin comprometer toda la tubería o un tramo de ella.

La importancia de la rehabilitación de tuberías

El desgaste natural de las tuberías es un problema que afecta a todas las redes de saneamiento a medida que pasan los años. Las roturas, fugas y pérdidas de presión pueden provocar daños en las infraestructuras, contaminación del medio ambiente y pérdidas económicas.

La rehabilitación de tuberías sin obras es una solución eficaz para solucionar estos problemas, prolongando su vida útil y sin tener que crear molestias asociadas a la reparación.

Además, existe otro procedimiento de Pocería sin Zanja llamado packer, el cual es una técnica de rehabilitación de tuberías que se utiliza para reparar averías puntuales en las tuberías de saneamiento. Este procedimiento profesional se realiza en los siguientes pasos:

  • Inspección de la tubería: en primer lugar, se realiza una inspección de la tubería con una cámara CCTV para determinar la ubicación y el alcance del daño.
  • Limpieza de la tubería: Se limpia la tubería con agua a presión para eliminar los residuos y prepararla para la reparación.
  • Colocación del packer: el primer paso es impregnar fibra de vidrio con una mezcla de resina Epoxi. Posteriormente, se coloca un dispositivo hinchador que se adapta al diámetro del tubo y se sitúa en el punto defectuoso para luego hinchar dicho dispositivo con aire a presión y adaptarlo a las paredes interiores de la tubería. De esta manera,  la resina y la fibra de vidrio penetran en las grietas o roturas, y al endurecerse, crean una unión resistente con el tubo antiguo. 

 

Inicios y avances de este tipo de trabajo

La primera aplicación del sistema de packers para la rehabilitación de tuberías se remonta a la década de 1970. Sin embargo, no fue hasta la década de 1990 cuando esta técnica se empezó a desarrollar y aplicar de forma generalizada.

En España, los primeros trabajos de pocería con packers se realizaron a principios de la década de 2000. Desde entonces, esta técnica se ha ido popularizando y actualmente es una de las soluciones más utilizadas para la rehabilitación de tuberías sin necesidad de obra.

Los trabajos de este tipo se realizan en todo tipo de tuberías, incluidas las tuberías de saneamiento, agua potable, gas y electricidad. La técnica es adecuada para reparar roturas, fugas, desprendimientos y otros daños en tuberías de cualquier tamaño y material.

Forma parte de los avances tecnológicos, repara tu tubería, hoy

Si tienes una tubería dañada, contacta con Pocería sin Zanja para obtener un presupuesto gratuito y sin compromiso. Además, es una empresa pionera en la aplicación de esta técnica en España. 

Pocería sin Zanja, pioneros en este tipo de rehabilitaciones, cuenta con una amplia experiencia y un equipo de profesionales altamente cualificados que pueden garantizar la calidad y eficacia de los trabajos realizados.