Piscinas Lara da la solución a los problemas más comunes en el mantenimiento de piscinas

/COMUNICAE/

Las piscinas son las reinas del verano. Pero su mantenimiento no acaba a la vez que los días del calor. Una piscina necesita cuidados sobretodo en las épocas en los que no se utiliza. Piscinas Lara comenta los diferentes problemas técnicos que puede presentar una piscina y su solución

Tras un verano tan caluroso se puede decir que el uso de las piscinas ha aumentado considerablemente. Un 30% más de personas, respecto al año pasado, han acudido a las piscinas públicas o han hecho uso casi diario de su piscina particular. Si bien hace un tiempo la reina del verano era la playa en la actualidad es muy común ver este aumento del porcentaje que demuestra que la piscina se ha convertido en una mejor opción.

El primer problema que se encuentra es el agua turbia. La causa es probable que sea el sistema de filtración. Probablemente no se haya filtrado el agua todo el tiempo necesario. Esto requiere una revisión frecuente sobretodo en verano, cuando es aconsejable filtrar unas 7 horas diarias. Para hacer esto un poco más eficiente se puede dividir este tiempo en dos: las horas de más temperatura y durante la noche.

Otra causa de que el agua no esté suficientemente clara es que el pH no es adecuado. Lo ideal es que esté entre un 7,2 y un 7,6. Si se detecta una alteración en estos números se puede corregir con un floculante. El floculante hace que aquellas partículas que turbian el agua caigan al fondo para que se puedan recoger con un limpiafondos.

Si el agua de la piscina está verde, de nuevo es probable que sea un problema de pH alto. Pero si no se trata del pH, también puede pasar que haya una disminución de cloro en el agua. Es necesario comprobar la cantidad de cloro. Esto depende del uso que se haga de la piscina. El agua verde también la pueden causar la aparición de algas. Para erradicarla primero se debe añadir más cloro al agua y después un algicida para que no vuelvan a aparecer.

Por otra parte, si se detecta poco caudal debe ser un problema con la fuerza del filtro. El filtro está sucio y el agua no sale a suficiente presión. Los filtros d ellas piscinas se deben limpiar con frecuencia. Pero también puede ser que el nivel de agua no sea lo suficientemente alto y el motor trabajo en vacío. Se deben comprobar también posibles atascos en el filtro y evitar que cuerpos extraños dificulten su funcionamiento.

Es importante también comprobar si la piscina pierde agua. Antes de reponer el agua, se puede marcar su nivel y dejar pasar unos días para revisar el nivel. Si se detecta una disminución del nivel muy acentuada es porque hay pérdidas.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico