La movilidad en Madrid, en el centro del debate electoral

El asesor de Pons Seguridad Vial, Ramón Ledesma moderó ayer la I Mesa de la Movilidad de la Ciudad de Madrid organizada por LA RAZÓN antes de una campaña electoral que, en la capital, tendrá el tránsito peatonal y rodado en el centro de todos los programas. «Que la movilidad se sitúe entre los primeros temas que llevan los máximos responsables a ser candidatos a alcaldes quiere decir que es un asunto que importa a la ciudadanía. Probablemente, hace cuatro u ocho años no estaría en el debate, pero ahora está en el centro de la política municipal», explicó Ledesma, que fue el creador del carné por puntos.

Ya no se trata de nuevas carreteras, peatonalizaciones o ampliación de líneas de Metro. Sobre la mesa está también la calidad del aire en la que influye de forma determinante el tráfico en las grandes ciudades.

El Gobierno de Manuela Carmena ha apostado esta legislatura por medidas restrictivas que, según denuncia la oposición, no han dado alternativa a los millones de madrileños y vecinos de la corona metropolitana que tienen que acceder y moverse a diario por la capital. Para defender y criticar este modelo, los portavoces municipales debatieron ayer cómo lograr el mismo objetivo de lucha contra la contaminación, pero por caminos diferentes.

Para defender la posición del Gobierno municipal, estuvo la portavoz adjunta y delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés; mientras que por parte de la oposición acudieron el portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida; su homóloga del PSOE, Purificación Causapié; y la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís. Sabanés recordó a todos el objetivo europeo de descarbonización para 2050 que pasa irremediablemente por hacer una transición «que no entiende de periodos electorales ni fronteras administrativas», porque se trata de una emergencia por el cambio climático. Así, señaló que los datos ambientales tras la puesta en marcha de Madrid Central y también de los semáforos de la A-5 son más que alentadores e insistió en que, para la próxima legislatura, se va a apostar por la electrificación del parque de vehículos madrileños con la colaboración de la industria.

Frente a este modelo de restricción del tráfico, el portavoz popular afirmó que «la política de movilidad tiene que ser sostenible, pero basada en alternativas» porque el cierre del centro al tráfico realizado por Carmena «no ha hecho desaparecer las necesidades de las personas que van en vehículos privados». Martínez-Almeida propone, en cambio, incentivar la renovación de flotas, tanto públicas como privadas y bonificaciones fiscales para que los madrileños cambien a vehículos CERO o ECO.

En cambio, Causapié, defensora de los planteamientos socialistas para la APR de centro y los semáforos en la A-5, insistió en el «derecho a la salud por encima del derecho a llegar en coche hasta la Puerta del Sol». Para lograrlo, plantea llenar la ciudad de puntos de recarga y el achatarramiento de los vehículos más contaminantes. También sacó los colores tanto a Sabanés como a Almeida por los aparcamientos disuasorios que llevan varias legislaturas sin ejecutar.

Con una visión transmunicipal, la portavoz de Ciudadanos llamó a unificar las ordenanzas de movilidad de todos los municipios para facilitar a los ciudadanos un mismo modelo que contribuya a mejorar la coordinación en la corona metropolitana madrileña. Villacís, además, llamó la atención sobre el aumento de la siniestralidad, lo que obliga a poner la seguridad vial en la agenda de la movilidad.

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico