Francisco González abandona temporalmente sus cargos en BBVA

El expresidente de BBVA y actual presidente de honor de la entidad, Francisco González, ha decidido abandonar “temporalmente” los cargos en la Fundación y en el banco mientras concluyen las investigaciones en curso sobre el ‘caso Villarejo’ “para evitar que se utilice su persona para dañar a la entidad”. 

En una carta remitida al presidente del banco, Carlos Torres, a la que ha tenido acceso Europa Press, González se muestra convencido de que su decisión “ayudará a entender con qué rigor, falta de interés personal y compromiso” se ha trabajado “durante tanto tiempo”.

La carta de González a Carlos Torres se conoce un día antes de la celebración de la junta general de accionistas del banco, que se celebra en Bilbao.

González, que pide a su sucesor que traslade la carta al consejo de administración con todo su “afecto y gratitud”, reconoce que desde hace un año han sufrido una “larga y continua agresión mediática derivada de las investigaciones policial y judicial, sobre un caso de gran repercusión periodística en torno a un excomisario de policía y su trabajo al frente de una empresa de investigación contratada en su día por el banco”.

En la misiva, el expresidente de la entidad relata que impulsó la puesta en marcha de una investigación interna sobre las contrataciones con la compañía Cenyt el pasado verano para averiguar el alcance de estos contratos, su importe y duración. “Mi intención era de disponer de toda la información sobre estos asuntos, con el fin de asegurar que el banco había actuado de acuerdo con sus principios de legalidad y publicidad”, subraya, apuntando a la posterior ampliación por parte de Torres de la investigación, que prevé que se complete de la forma “rigurosa y exhaustiva”.

González también hace referencia a la existencia de una investigación judicial abierta, concretamente por parte del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que considera que es un “elemento adicional muy importante en esta averiguación de lo ocurrido” y que cree que ayudará a conocer la verdad.
“Lo importante es la exigencia de una investigación exhaustiva, hasta el fondo, con todo el rigor, y con toda la urgencia para aclarar cualquier duda sobre el comportamiento ético de la entidad”, señalan fuentes jurídicas del expresidente.

González cedió la presidencia al banco el 31 de diciembre de 2018 y renunció a cualquier posición ejecutiva y consejos de administración de grupo. Unicamente mantenía la presidencia de honor del banco y de la Fundación BBVA, ambos sin ningún tipo de retribución económica.

Ir a la fuente
Author: REDACCIÓN / EUROPA PRESS

Powered by WPeMatico