«Falstaff»: la ópera más feminista de Verdi

Algo inusual ha ocurrido en el relato de Giuseppe Verdi: se ha traspasado a la «opera buffa». Mediante una melodía que se impone al bel canto tradicional, «Falstaff» llega al Teatro Real, después de 17 años de ausencia en los escenarios, contando con 11 funciones y doble reparto. Desde el 23 de abril al 8 de mayo, esta obra trasladará al público aquello que unió a Arrigo Boito y a Verdi: una ópera en la que el humor y la imperfección humana se entrelazan ante una sociedad cambiante.

Es la segunda «ópera buffa» de Verdi pero, según Daniele Rustione, director musical de la obra, «Falstaff responde más bien a un género mixto, ya que encontramos todo un arco dramático, es una experiencia musical total». Por su parte, Laurent Pelly, director de escena y figurinista, define la ópera recordando a quien dio la inspiración a la obra de Verdi y al libreto de Boito: «Es una obra 100% Shakespeare».

El fanfarrón, ladrón, glotón, escéptico y cómico de Falstaff lo interpretarán Roberto de Candia y Misha Kiria. Para el primero, este personaje necesita algo de lo que la puesta en escena no tiene por qué llevar: la verdad. Un realismo que haga al público, a partir de los monólogos y actitudes del personaje, cambiar de puntos de vista a lo largo de la obra. Por su parte, Kiria apuesta por la burla. Al final, «tutto è burla» y, para el intérprete, es el eje que mueve a todo ser humano. De hecho, las dos óperas cómicas que escribe el compositor las realiza en dos épocas de crisis de su vida.

El elenco que dará vida al resto de personajes es prometedor. Alice, mujer del señor Ford, será representada por Rebecca Evans y Raquel Lojendio; y Meg Page por Maite Beaumont y Gemma Coma-Alabert. Por su parte, el marido de Alice será interpretado por Simone Piazzola y Ángel Ódena, así como también destacan Joel Prieto y Albert Cassals (Fenton) y Daniela Barcellona y Teresa Iervolino (Mistress Quickly). Si echamos un vistazo rápido por el reparto, es llamativa la cantidad de intérpretes españoles que participarán en la comedia de Verdi, algo a lo que Joan Matabosch, director artístico del Teatro Real, relaciona no con su nacionalidad, sino a su profesionalidad.

Sociedad y elenco cambiante

Sir John Falstaff fue compañero de armas y aventuras del príncipe Hal, quien más tarde sería Enrique V de Inglaterra. Sin embargo, cuando éste se proclamó rey, se olvidó de su amigo. Éste, siempre afincado en un bar y rodeado de una sociedad de aristocracia en parte decadente, se vuelca en la bebida y la gula, pero intentando mantener cierta dignidad. Sin embargo, el vicio es peligroso y también el afán de poder. Por tanto, Falstaff, creyendo que puede conseguir lo que quiere, manda dos cartas de «amor» idénticas a Alice Ford y a Meg Page. Ellas, amigas, se dan cuenta y, en vez de obviar la situación deciden vengarse: harán una encerrona al fanfarrón de Falstaff.

La ópera produce un interesante paralelismo: el triunfo de ellas sobre ellos está en directa proporción con el triunfo de la burguesía emergente -clase social a la que ambas mujeres pretendidas por Falstaff pertenecen- sobre la aristocracia decadente. Esta idea produce una obra con una sociedad cambiante, dominada por mujeres y jóvenes que se refleja en un cambio profundo de los personajes a lo largo de la obra.

¿Guiño al #MeToo? ¿Obra feminista? «Claro que es una ópera feminista», apunta Pelly, «pero es difícil encasillarlo y no me interesa encerrar este trabajo en un concepto, no quiero equipararlo con algo específico a la realidad», añade, haciendo alusión a que, en la comedia de Shakespeare, «un gran tema siempre ha sido la guerra de los sexos».

Sí se ha intentado acercar la obra de Verdi «a la actualidad mediante un hilo narrativo que se mueve entre la fantasía burguesa y el sueño del protagonista», añade el director de escena. Por ello, el espacio en el que al principio Falstaff se movía termina estallando y se convierte en una pesadilla para él, mientras que Ford y Page toman el mando y se burlan de la situación.

El Teatro Real acercará al público esta ópera que, según el propio Falstaff (Roberto de Candia) se podrá ver «una perspectiva diferente de lo que se dice, un montaje que permitirá al público comprender la obra y al mismo tiempo disfrutar de ella».

Comienza la función

Además de representarse en las salas del Teatro Real, la obra llegará más allá de las butacas: será retransmitida en directo el 2 de mayo por el canal de televisión Mezzo y en diferido por La 2. Además, habrá una grabación disponible en el «Palco digital» del teatro y editada en DVD con distribución internacional. Paralelamente, se harán otras actividades como son, entre otras cosas los «Enfoques», un encuentro con Daniele Rustione y Laurent Pelly, o la «Ópera al descubierto», taller donde se conocerá todo lo que rodea a una producción de este tipo.

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico