El falsificador que vendía cuadros de Munch por 115.000 euros

Se ganaba la confianza de los empleados de establecimientos de pujas, haciéndose pasar por un personaje bien relacionado socialmente, amigo de artistas de prestigio. Una vez que mordían el anzuelo, les vendía sus obras. Las primeras, más modestas, por menor cuantía. Pero poco a poco iba subiendo el caché de los autores y, consecuentemente, también los precios: Edvard Munch, Eduardo Chillida, José Guerrero… Así consiguió engañar a una de estas salas, «colocándoles» hasta 11 obras. Este era el modus operandi del falsificador detenido por la Policía Nacional en Madrid, acusado de un delito de propiedad intelectual y estafa por falsificar obras de arte y venderlas posteriormente en casas de subastas.

Los agentes recuperaron un total 16 piezas, de las cuales cinco ya habían sido subastadas, lo que le supuso un beneficio de unos 20.000 euros. Con todo, la investigación continúa abierta, con el objetivo de comprobar si existen más obras atribuidas al falsificador que estén actualmente en circulación. El valor de todas las piezas supera los 250.000 euros, y, de manera individual, oscilan entre los 400 euros y los 115.000. Esa última cifra corresponde a una obra de Munch.

La voz de alarma la dio el pasado mes de marzo un galerista asentado en Alemania, que denunció ante las autoridades españoles haber sido víctima de una estafa, tras adquirir una obra atribuida a Chillida que resultó ser una falsificación. Los agentes, del grupo XXVII de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, averiguaron que el responsable era un varón español residente en la capital.

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico