Así fue la investigación de ‘La huella del narco en Madrid’

“La coca la consume quien ahora está sentado a tu lado en el tren o el conductor que está al volante del autobús que te lleva a casa. Consume coca quien está más próximo a ti. Si no es tu padre o tu madre, es tu hermano o tu hijo. Si no, es tu jefe…”. Así arranca el libro de Roberto Saviano ‘CeroCeroCero’. La magnitud del narcotráfico es inabarcable y el consumo de estupefacientes (la cocaína es la reina) es uno de los actos más democráticos que existen. No discrimina al pobre del rico; al negro del blanco; a la mujer del  hombre. Todas las narices son buenas para esnifar. Todos puede ser excelentes consumidores.

Es el negocio más lucrativo del mundo. Se estima que mueve 250 mil millones de euros. Un negocio tan voraz cuenta con grandes empresarios. Tipos y tipas sin escrúpulos capaces de gestionar el envío de miles de toneladas de este producto y de hacer lo que sea necesario para que su empresa llegue a buen puerto: extorsionar, sobornar e, incluso, asesinar. 

En este capítulo de Crónicas Subterráneas hemos querido rascar en este reverso tenebroso que acompaña a la sociedad en su día a día. Tomás Ocaña me propuso el tema desde una perspectiva cinematográfica: “Quiero demostrar que las secuencias que vemos en las series o en las películas son reales y palpables aquí en Madrid”. 

Uno de los paneles con los que hemos trabajado en esta investigación

Ahí empezó nuestro trabajo de investigación. Discriminamos grupos, nacionalidades y actos y centramos las tres líneas de trabajo: el crimen organizado italiano; los narcos mexicanos y los narcotraficantes colombianos y españoles. 

Antes de seguir, un inciso. Es obvio pero hay que remarcarlo. El trabajo que realizan la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Fiscalía es encomiable. Pocos países cuentan con profesionales de tal nivel como en España y no lo digo solo yo. El reconocimiento es a nivel internacional. 

Un ejemplo. La primera vez que la policía y la fiscalía italiana trabajaron con fuerzas de seguridad extranjeras fue con la Guardia Civil española. Unos operativos previos por parte de la Unidad Central Operativa (UCO) contra células de la Camorra en la costa catalana construyó un puente de confianza. Dos años más tarde, hicieron la operación más grande de la historia contra el crimen organizado italiano fuera de su país. El Clan Polverino, uno de los más importantes de la Camorra, cayó gracias a este trabajo conjunto. Esa es una de las patas de nuestra historia. 

La Camorra tiene ramificaciones por toda Europa

Otra son Los Miami, un grupo narcotraficante formado por españoles y colombianos que ya ha sido desmantelado pero que sigue dando coletazos en Madrid. Hace ahora un año, en la puerta de un colegio privado, dos sicarios tirotearon  a Ricardo Rojas, un antiguo miembro de la banda. La imagen de la ejecución podría ser una secuencia de arranque de cualquier capítulo de ‘Narcos’, ‘The Wire’, o ‘Breaking Bad’ pero, en realidad, era un lunes laborable en una zona adinerada de Pozuelo de Alarcón.

Obtuvimos el auto de acusación y lo desmenuzamos. Sacamos decenas de direcciones por toda la Comunidad de Madrid. Direcciones que Noelia Cañas recorrió en busca de información hasta que consiguió hablar con la ex suegra de Ana María Cameno. A esta narco la conocían como la Reina de la Coca. Movía cientos de kilos e incluso intentó montar un laboratorio en la capital. Su ex suegra nos revela datos e historias que parecen sacadas de una novela de Don Winslow. Bolsas de basura repletas de billetes de 500 euros; intentos de asesinato; pruebas de ritos santeros por parte de los narcos… 

Los narcos mexicanos son otra historia. Teníamos ya un trabajo hecho. Tomás había investigado a la gente del Chapo Guzmán, el narco más poderoso del mundo,  en Madrid. Los socios del líder del cártel de Sinaloa trataron de abrir vías de negocio en la capital española para suministrar droga a toda Europa. Incluso se planteó construir una pista de aterrizaje. El mítico Hotel Palace, a pocos metros del Congreso de los Diputados, fue testigo mudo del operativo contra el cártel de Sinaloa en Madrid. 

Por primera vez en España, imágenes de las reuniones del cártel de Sinaloa grabadas por el FBI

Otro punto de mira lo pusimos sobre los Zetas, uno de los grupos narcotraficantes más violentos de México. Hasta aquí mandaron a su contable, Juan Manuel Muñoz Luévano, alias ‘El Mono’, para abrir nuevas vías y hacer de enlace. Gracias a fuentes judiciales, conseguimos bastante información del caso. ‘El Mono’ Muñoz fue seguido durante dos años por todo Madrid por parte de los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. Un líder del narcotráfico que no dudaba en ordenar asesinar por teléfono desde el salón de su casa en La Moraleja, como se puede oír en exclusiva en ‘La huella del Narco en Madrid’.

Más trabajos sobre el narco en Madrid

Trabajos de Carlos Hidalgo en ABC sobre “Los Miami”:

Además, Tomás Ocaña participó en el reportaje de Univision Investiga ‘El Chapo Guzmán: el eterno fugitivo’, ganador del Emmy a la mejor investigación periodística en español en 2014.

TMDHTM20190315_0003

Ir a la fuente
Author: Rafa González

Powered by WPeMatico